23 diciembre 2009

Entrevista de la BBC a la niña de Vietnam

¿Cómo recuerda aquel 8 de junio de 1972, día del ataque con napalm?

Siempre recuerdo ese día. Nos habíamos refugiado con mi familia, vecinos del pueblo y soldados en el templo. Habíamos almorzado, cuando vimos el humo amarillo despedido por los aviones para marcar el blanco de un bombardeo.

Nos dimos cuenta de que iban a atacar el templo. Los soldados, survietnamitas, nos dijeron que debíamos salir, primero los niños.

Comencé a correr con los otros niños. Veía que el avión volaba cada vez más bajo y más cerca, cuando de pronto lanzó cuatro bombas.

Me vi rodeada de fuego, estaba por todas partes. Sentí el fuego en mi brazo izquierdo. Recuerdo que pensé, ¡oh, no! ¡tengo quemaduras, ya no seré normal!

Sabía que debía seguir corriendo, pero era una niña, y cada tanto me detenía a mirar. Repentinamente escuche las explosiones, y me vi rodeada de fuego, estaba por todas partes. Sentí el fuego en mi brazo izquierdo. Recuerdo que pensé, ¡oh, no! tengo quemaduras, ¡ya no seré normal! Estaba tan asustada. Mis ropas se consumieron con el fuego. Agradecí a Dios que mis pies no se habían quemado, y pude seguir corriendo.

Huí del fuego y recuerdo que pude ver a mis hermanos y a mi primo, sólo corríamos y corríamos. En un momento estaba tan exhausta que no pude más y me detuve. Uno de los soldados me dio agua para beber. Yo gritaba, nam ua, nam ua, en vietnamita, que significa, demasiado caliente. El soldado tenía una cantimplora con agua y la vertió sobre mi cuerpo. Ahora sé que no debía hacer eso, pero él intentó ayudarme.

En ese momento me desmayé y ya no supe más nada, hasta que me desperté mucho, mucho después en un hospital.

Hay otra famosa fotografía de ese día que muestra a su abuela corriendo cargando a su primo de tres años, inconsciente y con la piel negra y despellejada de las quemaduras. ¿Qué pasó con su familia?

Ese día perdí a mis dos primos, uno de nueve meses y otro de tres años. Mi tía, la madre de los niños, sufrió graves quemaduras en un brazo y una pierna. Ella aún vive en Vietnam.

¿Quién le llevó al hospital?

Supe después que después de quedar inconsciente quien me llevó al hospital fue el "tío Ut", como yo llamo a Nick Ut (el fotógrafo vietnamita de la agencia Associated Press que capturó la famosa imagen).

Me llevó en su auto. Mis padres no estaban allí. Ellos corrían detrás nuestro y no pudieron atravesar el fuego, así que debieron regresar al templo.

Permaneció en el hospital durante 14 meses, y fue sometida a 17 operaciones de injertos de piel ¿Cómo enfrentó esto una niña de nueve años?

Ram Chavez y Kim Phuc
Ram Chavez, veterano de Vietnam que dialogó con la BBC para este especial, se encontró con Kim Phuc en 1998.

Fue terrible. Era tanto el dolor y la picazón. Estaba discapacitada, mi brazo, mi mano, mi axila, mi cuello, se contrajeron, y tenía que hacer ejercicios cada hora, cada día, y toda vez que lo hacía el dolor era enorme.

No quería hacerlo, pero mi mamá me alentaba, y todos los miembros de mi familia, siempre que podían venían a ayudarme.

Sufrí mucho con el dolor físico, además de las pesadillas frecuentes, del trauma.

En su libro "La niña de la foto", Denise Chong relata los baños de cada día en una solución especial

Eso fue muy difícil para mi. Era muy doloroso porque las enfermeras tenían que colocarme en esa bañera y cortar la piel muerta. Debían hacerlo para prevenir una infección.

Recuerdo esos baños cada mañana. Llegaba un punto en que ya no podía aguantar más el dolor y me desmayaba. Y eso me pasaba casi todos los días.

¿Antes del ataque con napalm, qué experiencia tenía de la guerra?

Sabía de la guerra, oía hablar de ella, pero nunca se me había aparecido. Teníamos todo, mi mamá tenía un restaurante, mi hermana era maestra.

Cuando volvía de la escuela, entraba a mi casa, grande y preciosa y me sentía como una princesa entrando a su palacio.

Pero de repente llegó la guerra, y se lo llevó todo. Lo llevó todo.

¿Cuáles eran sus sentimientos respecto a aquellos que lanzaron el napalm?

Sufrí tanto dolor, pesadillas. Todo eso fue generando en mi una carga de odio, ira, resentimiento. Me preguntaba, ¿por qué a mi?

Cuando volvía de la escuela, entraba a mi casa y me sentía como una princesa entrando a su palacio. Pero de repente llegó la guerra, y se lo llevó todo

Pero ahora le agradezco a Dios, que cuando me hice cristiana y me acerqué a Jesús, mi fe realmente me ayudó y recé para que Dios me ayudara a liberarme de esos sentimientos.

Odiaba a todo el mundo, no quería seguir viviendo. Pero al rezar, Dios me ayudó y mi fe me llevó a otra etapa. Pude cambiar el significado para mi de lo que sucedió y puedo vivir con alegría, paz en mi corazón, esperanza y perdón. Me doy cuenta de que Dios tocó mi vida.

Y pude salir al mundo y ayudar a otras víctimas.

Antes de ello, vivía en aquella batalla interna y oscuridad. Nadie puede ser feliz así.

Ahora vivo en el presente, y tengo una familia maravillosa.

¿Usted vivió en Cuba cerca de seis años, que recuerdos tiene?

Tengo muchos, muchos recuerdos de Cuba, mucha gente que me ayudó, como mi familia adoptiva, mami Nuria y papi Manolo, ellos me querían mucho, y yo pude aprender español, fue magnífico, quiero mucho a Cuba, el país es muy lindo y la gente muy amable, amistosa.

Allí me casé con mi marido, vietnamita, tengo muy buenos recuerdos. No quiero perder mi español. Tengo deseos de, algún día llevar a mis hijos Thomas y Steven a Cuba, para que conozcan a mi familia adoptiva y a mis amigos. Hablan un poquito de español porque yo les enseño, cada día les enseño una palabra nueva

¿Cuál es la misión de la fundación Kim Phuc?

A través de la fundación ayudamos a niños en todo el mundo que son víctimas de guerra.

Y como embajadora de buena volunta de UNESCO, mi misión es difundir un mensaje de paz.

¿Qué siente al ver que la foto de Kim Phuc corriendo desnuda a los 9 años sigue siendo vista una y otra vez en todo el mundo?

Creo que es una imagen terrible, porque en ella podemos ver cuán atroz puede ser la guerra. No hay que decir mucho. Cualquiera que vea esa fotografía puede ver la profundidad del sufrimiento, la desesperanza, el dolor humano de la guerra, especialmente para los niños.

Los niños necesitan cariño y alegría, no acabar corriendo así.

No hay que decir mucho. Cualquiera que vea esa fotografía puede ver la profundidad del sufrimiento

Cuando veo esa imagen una y otra vez, le agradezco a Dios que el "tío Ut" congeló ese momento de la historia con su fotografía, y permitió que las próximas generaciones vieran lo que puede ser el horror de la guerra.

Me siento feliz de que la gente pueda ver ahora otra fotografía de mi vida, adulta, en la que se ve amor, esperanza y perdón.

La gente puede ver con estas imágenes que puede elegir algo mucho mejor que la guerra.

Podemos elegir entre el bien y el mal porque tenemos libre albedrío. Y si elegimos el mal sabemos las consecuencias.

Treinta años después de la guerra, cuando piensa en las víctimas, 58.000 estadounidenses, 2 millones de vietnamitas, ¿qué siente respecto a su país?

Vivimos miedo, desesperación y sufrimiento. Treinta años después hay mucho por hacer, pero veo a la nueva generación y creo que nos espera un futuro maravilloso.

Siempre rezo por mi país. Creo que debemos recordar lo que pasó, pero debemos seguir adelante y hacer lo mejor que podamos por nuestro futuro y por nuestros niños.

Es hora de sanar y enfocarnos en una vida mejor.

© Joe McNally
Kim Phuc con su hijo Thomas, hoy de 11 años. (Foto de ©Joe McNally)E





(Fuente http://www. BBC.com)



LA NIÑA DE LA FOTO



"¡Dios mío, no quiero que muera!"

Es una de las fotos que han marcado el siglo XX. Una imagen que congeló para siempre el sufrimiento de una niña y el horror de la guerra.

Nick en Vietnam.

El 8 de junio de 1972, un avión de Vietnam del Sur bombardeó con napalm la población de Trang Bang. Allí se encontraba Kim Phuc con su familia. Con su ropa en llamas, la niña de nueve años corrió fuera de la población. Cuando sus ropas ya habían sido consumidas, el fotógrafo Nick Ut registró la famosa imagen y salvó su vida.

El fotógrafo tenía 20 años cuando captó la imagen que recorrió el mundo y cambió la percepción de la guerra en Vietnam. Una imagen de la que se ha dicho que "nunca envejece".

Desde Los Ángeles, donde trabaja para la agencia Associated Press, Nick Ut conversó en forma exclusiva con Alejandra Martins de BBC Mundo.






¿Qué recuerda del día en que tomó la foto?

Me acuerdo del 8 de junio de 1972. Fui muy temprano en la mañana a la carretera número 1 hacia la aldea de Trang Bang. Llegué a las siete de la mañana, vi intensos bombardeos y combates entre los ejércitos de Vietnam del Norte y Vietnam del Sur y tomé muchas fotografías. En la tarde fue cuando de pronto lanzaron cuatro bombas de napalm sobre la aldea, cerca de la casa de Kim Phuc.


Empecé a ver columnas de humo y mucha gente que salía corriendo. Vi una señora mayor que corría con un bebé en brazos. El bebé había muerto en sus brazos, corría y decía, ¡por favor ayúdenme, por favor ayúdenme!

Entre el humo negro vi a Kim Phuc que corría gritando "¡demasiado caliente! ¡demasiado caliente!, y tomé muchas fotografías. No quería que muriera, dejé mi cámara a un lado, la levanté, le di un poco de agua y la llevé en mi auto al hospital para tratar de salvar su vida. Sabía que si la dejaba allí moriría.

Tenemos entendido que muchos fotógrafos, cuando Kim Phuc pasó corriendo, estaban rebobinando sus cámaras, pero usted tenía una cuarta cámara de reserva en su bolso, algo que siempre acostumbraba.

Cuando Kim apareció corriendo, muchos fotógrafos estaban rebobinando el rollo
Así es. Cuando pasó la señora mayor con el bebé, todos los fotógrafos tomaron muchísimas fotos y las cámaras hace treinta años no eran como las de ahora. Cuando Kim apareció corriendo, muchos fotógrafos estaban rebobinando el rollo.

Un buen amigo mío, David Bennard, de la revista Life, cuando vio que yo saqué una foto me dijo "Nicki, cuando te vi con tu cámara, me di cuenta de que me había perdido algo grande".

¿Que sintió como fotógrafo, entre, por un lado, la urgencia de fotografiar y hacer que la imagen se publique cuanto antes y, por el otro, el deseo de ayudar a la niña?

Nick hoy en día.


Cuando la vi me dije, ¡Dios mio. No quiero que muera! Yo me dije, no voy simplemente a regresar a Saigón, antes quiero salvar una vida, le di agua y la cubrí con un poncho, luego la llevé al hospital y le pedí a los doctores que la ayudaran.

En la guerra en Vietnam los médicos veían gente morir cada día. Yo les dije, esta niña tendrá un gran impacto en los medios, ayúdenla, no la dejen morir.

¿Qué pasó cuando llegó a la oficina de Associated Press (AP)?

Luego del hospital fui inmediatamente a la oficina y con un técnico comenzamos a ver las imágenes en el cuarto oscuro. Sabía que había tomado una buena fotografía, pero nunca se sabe, podía haber habido un problema con la película.

De pronto vi en el negativo que la imagen podía distinguirse con mucha claridad. Me puse las manos en la cabeza y dije ¡Dios mío, es una gran foto! Imprimimos una copia pequeña para que la viera mi jefe.

Sabemos que la foto fue descartada en un primer momento porque no se publicaban fotos con desnudos frontales.

Cuando Horst vio la imagen de Kim Phuc le dijo a Carl: "Enviemos esta foto inmediatamente, ahora mismo, no me importa lo que digan"
Cuando mi editor Carl Robinson vio la foto me dijo "Nick, no podemos publicarla en Estados Unidos, por el desnudo". Pero esperamos a que llegara el jefe de la oficina, Horst Faas, quien me preguntó que había pasado. Le dije que había habido un ataque con napalm que había quemado las ropas de las víctimas.

Cuando Horst vio la imagen de Kim Phuc le dijo a Carl: "Enviemos esta foto inmediatamente, ahora mismo, no me importa lo que digan".

Cuando la foto se publicó en Estados Unidos tuvo un tremendo impacto. ¿Qué sintió usted en ese momento?

Me sentí muy feliz y pensé en mi hermano, que también era fotógrafo de AP y murió en la guerra en 1965. Tenía 28 años.

¿Cuantos años tenía usted cuando tomó la foto?

La foto que dio la vuelta al mundo.

Yo tenía 20 años. Mi hermano siempre me contaba historias de la guerra. No quería que la gente siguiera muriendo. Creía en el poder de las fotografías, me decía, si el mundo ve lo que está sucediendo en Vietnam querrá poner fin a la guerra.

Luego de que mataron a mi hermano, yo pensaba, algún día tomaré fotografías. Tenía 14 años cuando AP me dio un trabajo luego de la muerte de mi hermano.

¿Quién le enseñó a usar una cámara? ¿Fue su hermano?

Cuando la foto se publicó pensé en mi hermano, que también era fotógrafo de AP y murió en la guerra en 1965. Tenía 28 años
Cuando vivía con mi hermano, él me mostraba cómo usar diferentes cámaras, Leika, Nikon. Él me enseñó fotografía. Y me decía, "Nick, en la guerra se necesitarán más fotógrafos jóvenes como tú". Él siempre estaba viajando con distintas misiones. Cuando volvía me mostraba lo que había hecho. Luedo de la muerte de mi hermano, seguí aprendiendo más por mi mismo.

La foto de Kim Phuc muestra con gran poder el sufrimiento causado por la guerra y aún hoy trae lágrimas a los ojos de muchos. ¿Qué sintió usted como vietnamita al ver esa imagen del sufrimiento de todo un país?

La foto tuvo un impacto profundo en mí. Hasta hoy en día la gente habla de esa foto y a donde voy con mis cámaras muchos saben quien soy. Voy a Vietnam cada año, y ahí la gente me dice, "Nick, tu foto cambió la guerra". Me siento muy feliz, hice un buen trabajo.

¿Cuál ha sido su relación con Kim Phuc?, ¿Aún está en contacto con ella?

Kim Phuc es como mi hija
Kim Phuc es como mi hija. La llamo muy seguido para conversar y ella siempre me llama "tío Nick".

Siempre le pregunto cómo se siente, cómo está su familia. Siempre la visito cuando voy a Toronto, donde ella vive. Siempre me hace feliz verla.

¿Cuál es su trabajo actual como fotógrafo?

Soy fotógrafo de AP en California y hago de todo un poco, deportes, Hollywood, lo que venga.

¿Enseña fotografia?

Nick y Kim.

He visitado muchas universidades para hablar de mi experiencia y la foto de Kim Phuc. No sólo en Estados Unidos sino en el extranjero. También viajo cada dos años a Hanoi para enseñar fotografía. Incluso los niños me conocen muy bien, aunque no vivieron la guerra, me abrazan, me llaman héroe.

Muchos fotógrafos me piden consejos, algunos antes de ir a Irak. Yo les recomiendo qué tipo de cámaras llevar, que no sean demasiado pesadas, qué tipo de lentes. Antes yo siempre cargaba cuatro cámaras, para no quedarme sin película. Hoy no es necesario, con cámaras digitales, que además son más livianas, se pueden llevar solo dos cámaras y un par de lentes.




¿Tiene hijos?

Dos, un varon, de casi 25, y mi hija, de 23. Les compré todo el kit, pero no les gusta la fotografía, toman fotos para divertirse, tienen sus trabajos, lo que ellos decidan, la vida de un fotógrafo no es fácil, hay mucha competencia hoy con todas las cámaras digitales, la vida de un fotógrafo freelance es dificil.

¿Cómo ve su misión como fotógrafo?

La misión de un fotógrafo en Vietnam era crucial. No es como la guerra de Irak, por ejemplo, donde los medios estaban más controlados.

En la guerra de Vietnam nadie chequeaba tus fotos (...) hoy te dicen que no estás autorizado a tomar fotos de restos de soldados
En Vietnam podíamos viajar a donde quisiéramos y se tomaron fotos como las del ataque con napalm, o esa famosa foto del momento en que matan a un hombre sospechoso de ser del Vietcong de un tiro en la cabeza.

En la guerra de Vietnam nadie chequeaba tus fotos, hoy te piden que les muestres las fotos que tomaste. En Vietnam podíamos pasar de un frente a otro, ir al Vietcong, nadie controlaba a los medios, hoy te dicen que no estás autorizado a tomar fotos de restos de soldados.

Cuando la gente en cualquier parte del mundo ve su foto. ¿Qué es lo que usted espera que sientan? ¿Qué desea que la imagen transmita?

Quiero que cuando la gente vea esa foto entienda que no quiero más guerras en el mundo. Hay que acabar con las guerras. (...) No sólo hablo de la guerra de Vietnam. No debe haber ninguna guerra. En Irak muere gente cada día.
La gente todavía hoy me dice, Nicky, tomaste la foto del siglo XX, aún hoy es una foto muy poderosa.

Quiero que cuando la gente vea esa foto entienda que no quiero más guerras en el mundo. Hay que acabar con las guerras. No debe haber más fotos de quemaduras de napalm. No sólo hablo de la guerra de Vietnam. No debe haber ninguna guerra. En Irak muere gente cada día. Es muy triste.






(fuente BBCmundo.com )












24 noviembre 2009

KRAKATOA AL ESTE DE JAVA

Erupción del volcán Krakatoa


A más de 1.828 metros de altura y con un diámetro de aproximadamente dieciséis kilómetros, la mañana del 27 de agosto de 1883, el volcán Krakatoa, ubicado en la isla de Java, comenzó a rugir. Más tarde, ese mismo día, el gran cráter literalmente estalló, lanzando a la atmósfera todo tipo de materia.Los efectos de la explosión volcánica causaron un tsunami de más de 42 metros de altura. De hecho, se sabe que un barco fue desplazado más de tres kilómetros y medio hacia el interior. La erupción redujo la isla de Krakatoa a un tercio de su antiguo tamaño, enviando gigantescas olas a las costas asiáticas. Piedras gigantescas cayeron a más de 185 kilómetros de distancia, y la ciudad de Jakarta se vio sumida en una total oscuridad. Para muchos de los habitantes de la región, el fin del mundo había llegado. El fuerte ruido que acompañó la explosión no tenía precedentes. Se pudo escuchar en la ciudad australiana de Alice Springs e incluso en la lejana isla de Madagascar. Más de 36.000 personas perdieron la vida y varios países de alrededor del mundo se vieron afectados por los devastadores efectos del volcán.Krakatoa



volcan-en-erupcion-via-satelite.jpg


En el estrecho de Sunda, entre Java y Sumatra, en el Océano Índico, se encuentra Krakatoa, una de las isla volcán mas famosas del mundo.

Krakatoa explotó en 1883 con una enorme fuerza equivalente a 100 megatones ( Hiroshima fueron 20 kilotones), haciendo desparecer parte de laisla, ocasionando numerosos tsunami y ahogando a unas 36.000 personas.

Este volcán ha sido siempre muy activo y tiene numerosas reseñas históricas de su actividad.

Como prueba de su enorme energía , en 1927 empezaron bajo la superficie del mar nuevas erupciones, al año siguiente ya afloraba de la superficie y en 1973 había una isla de 190 metros de altura, Anak Krakatoa o hijo de Krakatoa.



krakatoa.jpg











fuente: ( National Geographic)

29 octubre 2009

¡ABORTO DOLOR FETAL!

Cómo podemos darnos cuenta de que el niño o la niña que está dentro del vientre materno siente dolor?

Al igual que los recién nacidos y los animales, los no nacidos carecen de palabras para explicarnos lo que les ocurre. Sin embargo, tienen un lenguaje claro que es difícil de mal interpretar. Sus acciones son elocuentes para cualquiera dispuesto a verlas.

Pero, ¿no es ese precisamente el problema? El vientre materno es opaco y no se puede ver al niño en su interior. Bueno, esa era la situación antes; pues la tecnología moderna ha enriquecido la ciencia de la fetología con unos instrumentos de investigación maravillosos como la fibra óptica, el ultrasonido, los EKG fetales (Electrocardiograma s), los EEG fetales (Electroencefalogra mas) y otros sofisticados instrumentos de investigación, que permiten obtener observaciones muy exactas y claras del medio y del comportamiento del feto. Como dijera un científico: "Hoy tenemos una ventana al vientre materno".


¿Cuál es el resultado de esta observación a través de la ventana al vientre materno? Sólo señalaremos algunos ejemplos para indicar las distintas observaciones realizadas. Cada día que pasa aprendemos algo nuevo.

1. Antes de finalizar el segundo mes del embarazo, hay una clara respuesta del feto a los estímulos. Las ondas del EEG revelan que el cerebro del niño no nacido está funcionando.

2. Entre la octava y la décima semana, ya se puede detectar la actividad del tálamo, donde se encuentra el centro del dolor. Los receptores sensoriales nerviosos están en la piel antes de la novena semana de gestación.

3. Hacia el día 77 de vida en el vientre materno, el niño ya puede tragar (a una velocidad que varía según el nivel de dulce de la sustancia que esté tragando).



El Dr. Thomas Verny, autor del libro The Secret Life of the Unborn Child ("La vida secreta del niño no nacido"), afirma que si a la mitad del período del embarazo, (hacia la mitad del quinto mes) se coloca una luz muy luminosa sobre el abdomen de la madre, el resplandor inducirá al niño o la niña a mover sus manos para protegerse los ojos. La música a alto volumen inducirá una respuesta similar de las manos hacia las orejas. A partir de las 19 semanas de gestación, se ha registrado el movimiento rápido de los ojos (REM por sus siglas en inglés) con el que los investigadores miden los estados de alerta, de dormir y los sueños. (¿De manera que los niños en el vientre materno sueñan?)

Todo esto nos indica que, mientras más aprenden los investigadorres sobre la vida prenatal, más se impresionan con las conductas de vida independiente y búsqueda de preservación que se dan en el habitante del vientre materno. Inclusive las sensaciones desagradables leves no son bien toleradas. El valeroso pequeño responde con movimientos defensivos y correctores asombrosos.

Si este ser exquisitamente sensible es atacado por el aborto, ¿cómo podemos saber lo que le está a punto de suceder?

Ya no tenemos que adivinar. En 1984 durante la Convención del Comité Nacional Pro-Vida en Kansas City, Estado de Missouri, Estados Unidos, el Dr. Bernard Nathanson, un ex-abortista que ahora dicta conferencias a favor del derecho a la vida, mostró una película extraordinaria, un sonograma (película de ultrasonido) de un aborto por succión. Lo que sigue es el relato de una de las delegadas, la Sra. Sandy Ressel:




"El doctor decía: ‘La pequeña niña tiene diez semanas de vida y es muy activa'. Podíamos verla en sus juegos moviéndose, volviéndose, y chupándose el dedo pulgar. Podíamos ver su pulso normal de 120 pulsaciones por minuto. Cuando el primer instrumento tocó la pared uterina, la niña se replegó inmediatamente y su pulso aumentó considerablemente. El cuerpo de la niña no había sido tocado por ningún instrumento, pero ya ella sabía que algo estaba tratando de invadir su santuario.

"Nosotros vimos con horror como, literalmente, maltrataban y descuartizaban a este pequeño ser humano inocente. Primero la espina dorsal, luego la pierna, pieza por pieza, mientras la niña tenía violentas convulsiones. Vivió casi todo este trágico proceso tratando de esquivar el intrumento cortante. Con mis propios ojos le vi echar su cabeza hacia atrás y abrir su boca en lo que el Dr. Nathanson llamó ‘un grito silencioso'. En una parte de estas escenas sus pulsaciones habían llegado a más de 200 por minuto, porque tenía miedo. Por último, fuimos testigos de la macabra silueta del forceps que buscaba la cabeza para destrozarla y retirarla, ya que era muy grande para pasar por el tubo de succión. Este proceso homicida tomó de unos 12 a 15 minutos. El abortista que practicó esto lo había filmado por curiosidad. Cuando vió la película dejó la clínica de abortos y nunca más volvió."

El aborto por succión apenas descrito es uno de los métodos explicados en los manuales del aborto
Otro método es el del aborto por dilatación y evacuación, que se practica en embarazos de más de 12 semanas. El procedimiento produce una innumerable cantidad de heridas de cuchilla, hasta que se produzce la muerte del bebito no nacido, y dura aproximadamente unos
10 minutos-

http://2.bp.blogspot.com/_FTM-73EZCtM/RrAmvJ2nsjI/AAAAAAAAAYY/tjN20tt2Htw/s400/de-espanol%5B1%5D.jpg.






¿Quién es Norma McCorvey?


Norma McCorvey


Norma McCorvey conocida por el seudónimo de Jane Roe, en el histórico caso judicial Roe vs Wade , que permitió la legalización del aborto en Estados Unidos hace 32 años, pidió a la Corte Suprema revocar su decisión.


la historia

A comienzos de 1970, Norma McCorvey alegó que había sido violada por una pandilla y quedó embarazada. Las abogadas Sarah Weddington y Linda Coffee, recién graduadas de la Facultad de Leyes de la Universidad de Texas, necesitaban una "cliente" para poder atacar la ley que desde hacía 100 años prohibía el aborto en ese estado. Ellas convencieron a Norma que debería procurar un aborto en lugar de tramitar la adopción para su bebé.
Se litigó varias veces hasta que finalmente el caso llegó a la Corte Suprema y la decisión de ésta en 1973 legalizó el aborto en los 50 estados de EEUU.
Mientras se litigaba el caso, la bebé de McCorvey nació y fue dada en adopción. En 1987, McCorvey admitió que no había sido violada y que el padre de su bebé era una persona a la que ella conocía. El relato de los pandilleros que la violaron era mentira. Hace unos años, McCorvey se convirtió al catolicismo y ahora se dedica a promover la defensa de los no nacidos.




Fuente(www.aciprensa.com)



04 septiembre 2009

La niña durmiente



Rosalía Lombardo,es el nombre de esta pequeña niñita nacida en Italia en 1918,falleció en Palermo,Sicilia sin haber alcanzado a cumplir los tres años el 6 de Diciembre de 1920.
Su cortisima existencia en manos de la gripe Española dejo a su padre desconsolado.
Es así como el general Siciliano llamado Mario Lombardo , paga una gran cantidad de dinero al célebre embalsamador Alfredo Salafia .
Tanto hera el dolor de este hombre que Salafia conmovido ,acepta el desafio de embalsamar a la niña ,poniendo todo su esmero en lograr una perfección en su trabajo que luego de terminado ,ni el mismo daba crédito al asombroso resultado obtenido . Fue ese resultado el regalo,ofrecido al general, para poder de algún modo inmortalizar su rostro y con ello apaciguar el dolor por la trágica muerte de su hijita.
Tan bella quedo la pequeñita que hoy pasados casi 90 años es conocida mundialmente como la Bella Durmiente,su bello rostro sereno un poco obscurecido con su cabellera levemente amarilla y una linda cinta casi del mismo color, coronan su bello rostro , al contemplarla nos inundan las preguntas sin respuestas y emociones que nos hacen imaginar que realmente esta dormida.



Es así como el Taxidermista Alfredo Salafia ,con su técnica de embalsamamiento logra la fama a nivel mundial. Nunca quiso revelar el secreto empleado,solo se especulaba que el fluido sanguíneo fue cambiado por algún liquido desconocido,muere en el año 1933, llevándose su secreto a la tumba,el cuál seria descubierto décadas más tarde por un científico e investigador de momias y del hombre del hielo,llamado Dario Piombino-Mascali, este
obsebsionado por descubrir el secreto que el taxidermista ,se llevo a la tumba investigó ,hurgó hasta encontrar a los descendientes, los que a su vez entregaron información y notas secretas que Salafia guardaba. Entre sus papeles se encontró la fórmula que empleó en el embalsamamiento de la pequeña durmiente.
Sulfato de zinc,alcohol,ácido salicílico y glicerina ,fue la formula empleada en dar origen a la más hermosa momia conocida a nivel mundial.
300 dolares fue la suma que pagó el general Lombardo por su pequeña que tuvo el privilegio de ser la última de las momias recibidas en Las catacumbas Capuchinas en Palermo Sicilia (Italia)











(Barbara-Mabel)

01 septiembre 2009

La luna es chilena

En 1954, Jenaro Gajardo Vera, un abogado chileno de 35 años registró la propiedad de la Luna ante el Conservador de Bienes Raíces de Talca (Chile), adueñándose de nuestro satélite. Gajardo, que había nacido en 1919 en Traiguén, se trasladó en 1951 a la localidad de Talca para trabajar como abogado. Era un hombre inquieto, de múltiples intereses y se dedicó a la creación de la Sociedad Telescópica Interplanetaria, una sociedad cuyo interés principal consistía en “formar un comité de recepción a los primeros visitantes extraterrestres…”.

Jenaro Gajardo, dueño de la Luna hasta 1998


En la ciudad había un club que reunía a lo más selecto de la sociedad local, el Club Talca pero una de las cláusulas para ingresar en él, además de contar con una profesión o posición social acorde, consistía en ser propietario de algún bien raíz. Camino de casa y ante la imagen de la Luna llena que ascendía por el horizonte, se le ocurrió un plan: reclamar la Luna como propia. El 25 de septiembre de 1954, sin vacilación, se presentó ante el notario de Talca, César Jiménez Fuenzalida y le solicitó dejar constancia de que se declaraba dueño de la Luna, para lo cual acreditaba que lo era desde antes de 1857 (fórmula usada en la época para sanear terrenos sin título de dominio) del satélite natural de la Tierra, describiendo sus medidas y límites.




El documento rezaba así:

Jenaro Gajardo Vera, abogado, es dueño, desde antes del año 1857, uniendo su posesión a la de sus antecesores, del astro, satélite único de la Tierra, de un diámetro de 3.475.00 kilómetros, denominada LUNA, y cuyos deslindes por ser esferoidal son: Norte, Sur, Oriente y Poniente, espacio sideral. Fija su domicilio en calle 1 oriente 1270 y su estado civil es soltero.

Jenaro Gajardo Vera
Carné 1.487.45-K Ñuñoa
Talca, 25 de Septiembre de 1954.


Los trámites le costaron 42.000 pesos de la época, una pequeña fortuna para tamaño disparate, pero una vez con las escrituras de su nueva propiedad fue aceptado por los miembros del Club







Talca
.


La historia fue publicada en periódicos de medio mundo y la noticia llegó a oídos de la siempre atenta administración tributaria. Lo visitaron un par de inspectores para solicitar el pago del impuesto de propiedad correspondiente. Gajardo les dijo que no había ningún problema, pero que antes era necesario (según la normativa vigente) que fueran al lugar para realizar las medidas pertinentes y poder realizar una tasación adecuada. Por supuesto Hacienda no volvió a insistir sobre el asunto.










fuente
http://mizar.blogalia.com

27 agosto 2009

Las momias de Llullaillaco

"Tres niños en dirección a la muerte," El Hallazgo de tres momias, en el Volcán Llullaillaco, según investigaciones nos revela que los Incas sepultaron a estos tres niños con vida, Los expertos afirmaron que lo correcto es llamarlos niños en gelación, porque se han podido conservar en perfecto estado debido a las bajas temperaturas del santuario, situado a los 6.739 metros de altura.

Según los expertos, no se trata de sacrificios sino de ofrendas, y para las familias era un honor y un privilegio que uno de sus miembros fuera “un niño divino”.





la Capacocha era la ceremonia más importante del calendario inca. En él se hacían ofrendas de gratitud en las que se entregaba a los dioses niños bellos y perfectos ataviados con los mejores textiles. Al ritmo de cantos y bailes, la celebración consistía en que los niños bebieran chicha (alcohol de maíz) y consumieran coca durante largas horas. Los efectos de estos brebajes sumados al frío intenso hacían que sus frágiles vidas fuesen languideciendo. Una vez dormidos eran enterrados en un pozo con un diverso ajuar de miniaturas de oro, plata, telas y plumas. Según la creencia inca, estos niños ofrendados no morían sino que se reunían con sus antepasados, afianzando así lazos entre los hombres y los dioses.






Se cree que La doncella tenía unos 15 años en el momento de ser sacrificada. La momia está sentada, con las piernas flexionadas y los brazos apoyados sobre el vientre. Lleva puesto un vestido marrón y tiene los hombros descubiertos por un manto sostenido por un broche de plata. Además, va peinada con pequeñas trenzas.











La Doncella tenía 15 años y medio. El Niño, siete años, y la Niña del Rayo, seis.

Durante la última sesión de trabajo en el laboratorio, hace 20 días, se les realizaron radiografías odontológicas que permitieron establecer la edad que tenían los niños al momento de su sacrificio: la Dalimentos que comió. Su piel quedó dura por acción del frío, pero la carne no está seca, sino congelada. Todo ello permitió que se les realizara todo tipo de estudios médicos, tal como si se hubieran practicado en seres vivos.


El hallazgo de las tres momias congeladas cerca de la cima del Volcán Llullaillaco está a punto de convertirse en un problema limítrofe con Argentina, porque no está claro en qué lado del volcán (aún en actividad) se hizo el hallazgo. El Llullaillaco de 6.723 metros de altura, se encuentra en el límite de ambos países. Frente a Antofagasta, por Chile, y de Catamarca, por Argentina. Las momias fueron encontradas por el antropólogo alemán, Johan Reinhardt y llevadas al vecino país para su estudio. Sin embargo, desde Chile, han surgido voces que reivindican la claridad del asunto y aunque algunas personas quieren que las momias sean devueltas a Chile –si fue encontrado en la ladera oeste del Llullaillaco- o bien, que científicos de ambos países participen en su estudio.




(Fuente revista Ser indigena)