28 julio 2009

NUESTRO PLANETA AGONIZA

El planeta Tierra está al borde del desastre y las personas ya no deberían tener la seguridad que sus hijos y nietos sobrevivirán en el mundo medioambientalmente degradado del siglo 21. Ésta no es una charla cargada de condenaciones de activistas verdes, sino la opinión bien pensada de 1,300 importantes científicos de 95 países que publicarán hoy una evaluación detallada del estado del mundo al comenzar del nuevo milenio.





El informe no es una lectura feliz. Los académicos encontraron que dos-tercios de los ecosistemas, delicadamente-equilibrados que ellos estudiaron, se han deteriorado en manos del hombre durante los últimos 50 años.

Las regiones secas del planeta, que significan el 41 por ciento de la superficie de la tierra, han sido severamente dañadas y es justamente donde la población humana ha crecido más rápidamente durante los años noventa.

Una degradación lenta es una cosa pero el súbito e irreversible declive es otra. El informe identifica la mitad de un docena de potenciales "puntos de declive" que podrían cambiar las cosas abruptamente para lo peor, con una pequeña esperanza de recuperación en un itinerario humano.

Aun cuando la degradación lenta e inexorable no lleva al colapso medioambiental total, las personas más pobres del mundo serán las van a sufrir lo peor, según la Millenium Ecosystem Assessment, la cual investigó resultados de 22 academias de ciencia en diferentes naciones alrededor del mundo.


http://farm1.static.flickr.com/27/62213362_8b5dd9c67c_m.jpg



Walt Reid, el líder de los autores del informe central, advirtió que a menos que la comunidad internacional tome firmes acciones, el futuro será gris para la próxima generación. "La base de esta evaluación es que estamos gastando el capital natural del planeta, estamos tensionando tanto las funciones naturales de la tierra, que la habilidad de los ecosistemas del planeta de sostener a las futuras generaciones ya no puede tomarse como un hecho", dijo el Dr Reid.

"Al mismo tiempo, la evaluación muestra que el futuro está realmente en nuestras manos. Podemos revertir la degradación de muchos ecosistemas durante los próximos 50 años, pero los cambios en la política y práctica que se requieren son sustanciales y no están actualmente en marcha", dijo él.

La evaluación se llevó a cabo durante los últimos tres años y se ha asemejado al prestigioso Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático - impulsado para investigar el recalentamiento global - por el nivel de conocimientos en muchas especialidades que la hacen ser la gran iglesia de la ciencia medioambiental.

En resumen, los científicos concluyeron que el planeta había sufrido una reingeniería substancial en la última la mitad del siglo 20, debido a la presión puesta sobre los recursos naturales de la tierra por las demandas crecientes de una población humana cada vez mayor.


http://1.bp.blogspot.com/_NRWE2tooHjw/SYCcXfSZeGI/AAAAAAAAAs0/BCafsEHpM_o/s320/pulitzer94_1802.jpg


"Durante los últimos 50 años, los humanos han cambiado los ecosistemas más rápido y extensivamente que en cualquier tiempo de la historia humana, para satisfacer las cada vez más crecientes demandas de alimentos, agua fresca, madera y fibras", dice los informes.


http://www.elmo.cl/wp-content/uploads/2008/04/oso.jpg

La escala de cambios vista en las últimas décadas ha sido inaudita. Casi un tercio de la superficie de la tierra está siendo ahora cultivada, con más superficie convertida en tierra de cultivo desde 1945 que en todo el siglo 18 y 19 juntos.

La cantidad de agua retirada de los ríos y lagos para la industria y la agricultura se ha duplicado desde 1960 y ahora existe entre tres a seis veces tanta agua contenida en depósitos artificiales como aquella que está fluyendo naturalmente en los ríos.

Entretanto, la cantidad de nitrógeno y fósforo que se ha descargado en el ambiente, como resultado de usar fertilizantes agrícolas, se ha duplicado en el mismo período. Más de la mitad de todo el fertilizante nitrógenado sintético que se ha usado en el planeta, ha sido usado desde 1985.


434


Un tercio de las personas del mundo viven en regiones secas que tienen acceso a sólo un 8 por ciento del suministro renovable de agua del mundo, encontraron los científicos. "Nosotros estábamos particularmente alarmados por la evidencia de una fuerte relación entre la degradación de los servicios del ecosistema en las zonas secas y la pobreza en esas regiones", dijo el Dr Reid.

"Es más, mientras que históricamente, el crecimiento de la población ha sido más alto en áreas urbanas o en los ecosistemas más productivos como tierras cultivadas, este modelo ha cambiado en los años noventa y la más alta proporción de crecimiento está ahora en las zonas secas - en los ecosistemas con el potencial más bajo para apoyar ese crecimiento.

"Estos problemas, de degradación del ecosistema y el claro daño que causa para bienestar humano, ayuda claramente a distinguir el escenario para el conflicto que nosotros vemos en muchas regiones secas, incluyendo partes de África y Asia Central" Dijo él.

Las personas pobres que viven en las regiones secas se encuentra en el más alto riesgo de derrumbe medioambiental. Muchos de ellos ya viven insosteniblemente - entre el 10 y 20 por ciento de la tierra en la zonas secas están erosionadas o degradadas.


45


LOS PUNTOS DE DECLIVE A LA CATÁSTROFE

NUEVAS ENFERMEDADES

Cuando las densidades de la población aumentan y el espacio vital se extiende a lo que fueron bellos bosques, las oportunidades de una epidemia de un nuevo agente infeccioso crecen. Los viajes globales acentúan la amenaza y la emergencia de SARS y de la gripe de los pájaros son buenos ejemplos de enfermedades que se mueven de los animales a los humanos.


























LAS ESPECIES EXTRAÑAS

La introducción de una especie invasiva - animal, planta o microbio - puede llevar a un rápido cambio en los ecosistemas. Mejillones cebra introducidos en América del Norte llevó a la extinción de las almejas nativas y la medusa comb causó estragos en 26 especies de pesca mayor en el Mar Negro.

PROLIFERACIÓN DE ALGAS

Un crecimiento de nutrientes artificiales en el ambiente alcanza su punto máximo cuando las algas florecen. Esto puede privar a los peces y a otras formas de la fauna de oxígeno así como pueden producir substancias tóxicas que son un peligro para el agua bebestible.

EL DERRUMBE DE LOS ARRECIFES DE CORAL

Arrecifes que fueron poblados por corales han cambiado de pronto para ser poblados por algas que se han aprovechado de los aumentos en los niveles de nutrientes que se escapan de las fuentes terrestres. Muchos de los arrecifes de coral de Jamaica están cubiertos ahora por algas.

PESCA INDUSTRIAL


La pesca excesiva puede y ha llevado a un colapso de los volúmenes de peces. El umbral sea alcanza cuando hay demasiado pocos adultos para mantener una población viable. Esto ocurrió en las afueras de la costa oriental de Newfounland en 1992 cuando el volumen de bacalao del Atlántico desapareció.

EL CAMBIO DEL CLIMA

En un mundo más caluroso, la vegetación local o cubierta de la tierra puede cambiar, causando así que el calentamiento sea aún mucho peor. La región Sahel de Africa del Norte depende de la lluvia para su vegetación. Cambios pequeños en las lluvias pueden producir pérdida de vegetación, corrosión de la tierra y más disminuciones de lluvia.

©2005 News & Media Independiente (REINO UNIDO) S.A..

Original en:

http://news.independent.co.uk /

No hay comentarios:

Publicar un comentario

bienvenido a mi blog